sábado, 16 de julio de 2011

cooperamos?


El termino “cooperación” desde un tiempo a esta parte esta repleto de diferentes interpretaciones, en la mayor parte de los casos, los significados podemos encontrarlos complementarios, aunque no siempre; por ejemplo solemos acuñar el termino con ideas relacionadas con el transvase de bienes o servicios, de países con reconocido desarrollo a países con dificultades, por otro lado existe una necesidad creciente de dinamizar, desde las agencias de cooperación, procesos participativos que aseguren las inversiones realizadas así como difundir procesos democráticos para toma de decisiones. Estas dos acepciones, parecen complementarias, en cambio también con el termino “cooperación” hemos asistido a algunas acciones de los gobiernos de dudosa equidad, me refiero cuando desde los gobiernos se clarifica cuales son los países a los cuales se les puede intervenir y en que ámbitos, las razones no se ocultan demasiado, bajo el paraguas de “intereses nacionales” entran asuntos como la búsqueda de mercados emergentes o fomento de programas de importación-exportación (REF), e incluso la difusión del patrimonio y cultura de un determinado país “desarrollado”, circunstancias en suma no del todo complementarias con las primeras expuestas.

Curiosamente muy pocos son los actores que tratan el termino con su significado original, que según la RAE, cooperación es obrar juntamente con otros para un mismo fin. (RAE 22ed.). La apreciación se me antoja interesante porque hace saltar algunos principios quizás excesivamente olvidados:
  • por un lado el termino implica horizontalidad y ello implica interlocución de iguales
  • por otro de búsquedas conjuntas de objetivos que beneficien a ambos
  • por ultimo de caminos que impliquen trabajar con las potencialidades de cada uno de los actores al servicio del resto.
También estamos asistiendo a una vuelta de tuerca mas en el mundo del desarrollo, los países con dificultades parecen haberse cansado de trabajar con el mundo teóricamente desarrollado y empiezan a relacionarse entre si, fenómeno acuñado con el nombre cooperación sur-sur, termino que por fin implica fidelidad a la definición de la RAE. Para ello se han tenido que poner encima de la mesa de la negociación que se puede aportar para el beneficio común, con lo cual estamos asistiendo al quizás primer reconocimiento de desarrollos endógenos.

La India como potencia emergente ha estado, desde un tiempo a esta parte, siendo parte del desplazamiento del eje del desarrollo de USA-Europa-Japón a China-India-Africa-Brasil, por lo cual, considero que aunque probablemente haya mucho que trabajar todavía en el ámbito de la distribución de la riqueza, si que está estableciendo claves de desarrollo a tener en cuenta.

viernes, 8 de julio de 2011

q es lo q tengo q aprender

q es lo q tengo q aprender
me esfuerzo
sudo como nunca
y sigo en la base
pegado al suelo
apenas encuentro mi sombra
pero sigo buscando
intuyo limitaciones
aplico los ritmos
consigo los epígrafes
procuro la apertura
pero sigo en la base
pegado al suelo
veo entonces conceptos
de las mismas ideas
pero en enfoques distintos
y los aprendo
y los apreso
como si fueran mios
pero sigo en la base
pegado al suelo
….
pero
tal vez
el suelo no exista
una ilusión mas
del castillo de la vanidad
eso sea lo q quizás
deba de aprender

video

jueves, 7 de julio de 2011

La importancia del ritmo

cada organización, cada persona, cada suceso, precisa de su tiempo
el aprovechamiento del tiempo suele asimilarse a trazar un plan establecido, y pienso q puede ser un buen método, el problema se plantea al respecto quien establece el plan y de que manera lo hace.
Lo mismo ocurre con el orden de las prioridades, es bien cierto q el redactarlas puede dar la concreción necesaria, pero hay q tener en cuenta a cuanta gente va a empezar a afectar.
Las prioridades y las fases en la ejecución de los acontecimientos debería ser una tarea mas, dentro de las posibilidades de la construcción democrática de los sucesos, aunq se me antoja mas importante la actitud interna q implica la afirmación, es decir solo caben dos caminos:

o la planificación se hace con los interesados
o mejor q no exista, para luego andar construyendo

al respecto de trabajar sin planificación temo q estoy rompiendo el axioma fundamental de la organización, lo cual parece descabellado, aunq no menos desproporcionado sería pensar q la planificación no es competencia de todas y todos, en cambio no suele causar demasiado escándalo el hacerlo.

Por tanto, hoy mas q nunca me reafirmo: o cabemos todos/as o no cabe ni Dios (no way)